Crear experiencias de marketing en eventos

Actualmente, el marketing ocupa un lugar muy importante en nuestra generación.

En el caso de los eventos, es una estrategia que consiste en asociar experiencias memorables a una marca para crear un recuerdo que perdure en la memoria del consumidor.

Además, la mayor parte del éxito de este tipo de marketing se transmite a través de la comunicación visual y de contenido que consigue captar el interés y atención del público.

El marketing de eventos permite:

Crear notoriedad, mejorando la imagen de las empresas ganando posicionamiento y valor de marca.

Generar leads: Estamos de acuerdo que los eventos es uno de los medios más efectivos para interactuar con los clientes y con los potenciales.

– Un buen evento tiene que ser capaz de conectar con el cliente generando un engagement emocional, sorprendiéndoles, divirtiéndoles y cautivandoles. Habrá sido un éxito si ellos mismos comparten su experiencia a través de las redes sociales durante y después de un evento.

Relacionar y educar a través del networking y la formación que se ofrezca a los asistentes. Estos dos pilares son los que harán que la gente venga.

Para conseguir el éxito de un evento, deberíamos seguir la siguiente receta y utilizar los siguientes ingredientes:

  1. Definir las 5W’s: Qué, Por qué, Cuándo, Dónde, Quién
  2. Utilizar diferentes herramientas para la difusión del evento y tener una buena estrategia de comunicación
  3. Establecer una estrategia de ventas en caso de que las inscripciones sean de pago, así como el early bird o promociones de 2X1
  4. Crear hashtags en “real time” que exista una continua interacción.
  5. Tener en cuenta las 3E del evento:
    • Entretenimiento: Conseguir que el evento tiene que ser llamativo y tiene que mostrar mucho contenido de interés para el público
    • Excitación: Convertir el evento en una experiencia inolvidable y única.
    • Emprendedurismo: Hacer cosas diferentes para hacer que el evento sea más atractivo y diferente.
  6. Cuidar la imagen del evento: Hay que tener en cuenta que un evento no solo son charlas discursos o entretenimiento, sino que hay que tener en cuenta que el usuario disfrute de diferentes experiencias que se deben tener cuenta en el espacio, la decoración, el ambiente, la luz, los sonidos, los olores, la atención, etc.
  7. Crear una experiencia post-evento: tenemos que seguir trabajando en el evento enviando información del evento a través de emails, encuestas de satisfacción del asistente y patrocinadores, vídeo resúmenes y regalar objetos del evento que sean útiles y que sirvan para recordar la experiencia como cuadernos, bolígrafos con la identidad corporativa del evento.