¿Cómo elaborar una publicación?

La publicación  designa la acción que consiste en llevar cierta información al conocimiento del público, o sea, «a publicarla». En la actualidad, coexisten diferentes tipos de publicaciones en un contexto off-line y on-line.

Detrás de toda publicación ha habido previamente una idea. Un profesional o un equipo de personas han decidido dar el paso de crear un documento en el que difundir informaciones de interés general para la población o para una audiencia concreta. Sin embargo, esta idea tiene que estar bien desarrollada, argumentada y con un plan de acción que debe contemplar diferentes aspectos.

Para ello, el responsable de proyecto tiene que responder a varias preguntas antes de empezar a elaborar la publicación.

¿Quién es el público objetivo? Concretar cuál es el perfil de público al que nos queremos dirigir. Teniendo bien definido el target, nos será mucho más fácil continuar con el proyecto y fijar los contenidos que se incorporarán, el estilo y sobre todo los criterios estéticos o de diseño.

¿Con qué frecuencia se va a publicar? Definir si va a ser una publicación que se va a realizar una sola vez o va a tener continuidad en el tiempo, con nuevos números. Este apartado depende mucho del tipo de publicación.

¿Qué aspectos técnicos tengo que saber? Dentro de este apartado hay que analizar y decidir aspectos como el formato que tendrá (A4, A5, formato especial, tabloide, etc.), papel que se utilizará (gramajes, con brillo o mate, barnizados, etc.), color (a todo color o en blanco y negro), y la impresión (tecnología digital u offset). Además, dentro de esta fase es importante empezar a tener claro qué imprenta será la encargada de imprimir la publicación.

¿Qué programa voy a utilizar para diseñar mi publicación? Siempre se aconseja trabajar a partir de una plantilla base que contenga los criterios de diseño previamente consensuados.

¿Qué contenidos tendrá mi revista? Definir las informaciones que se publicarán en el tangible según su tipología y línea editorial. Además, toda publicación tiene que trabajar con una fecha de cierre, es decir, fijar en el calendario el día previsto de finalización de cada tarea (redacción, diseño, etc.).

¿Quién se encarga de qué? Organización del equipo para el desarrollo de tareas. Una vez establecido el plan de acción, se realiza un índice de contenidos, se  empieza con  la redacción de contenidos y se seleccionan las imágenes que queremos incluir.

¿Cómo se maqueta? Cuando sepas dónde exponer el contenido, será hora de montarlo. Para ello, tenemos que tener en cuenta que el formato tiene que ser constante y que las páginas deben estar numeradas.

¿Ya he acabado? No. Toda publicación se tiene que PUBLICAR. Una vez finalizada la elaboración de la publicación hay que cumplir la planificación. Si es en formato impreso, se enviará a imprimir y luego se pondrá en venta para consumo. Si es en formato digital, se puede subir a una página web para consulta y/o descarga.

Por último, es imprescindible llevar a cabo una campaña de difusión al público objetivo y potenciales clientes.