¿Qué es una asociación empresarial o de empresas?

En este caso práctico explicamos qué son las asociaciones empresariales y algunas de sus funciones más habituales.

 

¿Qué tipos de asociaciones hay?

El derecho de asociación está considerado como una libertad básica de las personas.

Y una asociación se crea cuando varias personas con intereses comunes deciden inscribir en un registro su voluntad de cooperar y desarrollar iniciativas de forma conjunta, como colectivo.

Es por ello, que hay muchos tipos de asociaciones:

  • consumidores y usuarios,
  • confesiones religiosas,
  • sindicatos y patronales,
  • organizaciones profesionales,
  • de relevancia constitucional (los partidos políticos),… la lista es muy larga, y continua creciendo.

Además del objetivo de una asociación, que define el tipo y en algunos casos su marco regulatorio específico, su ámbito de actuación territorial también sirve para clasificarlas como:

  • regionales (municipales, comarcales, provinciales y autonómicas)
  • nacionales o estatales
  • europeas (internacionales pero limitadas a la Unión Europea o al continente Europeo) e internacionales (pueden incluir asociados procedentes de países en diversos continentes)

 

¿Cómo están reguladas las asociaciones?

La regulación del derecho de asociación es bastante coherente a nivel internacional, y salgo algunos aspectos muy peculiares, en general nos encontramos con que las asociaciones operan de modo similar en multitud de países, especialmente dentro de la Unión Europea.

En el caso específico de España, el derecho de asociación está regulado por la Ley Orgánica 1/2002, que actualiza y consolida la legislación anterior, incluyendo las referencias de la Constitución Española.

Si bien la legislación marco es similar, hay diversos tipos de colectivos que tienen su propia regulación, como es el caso de:

 

¿Qué es una asociación empresarial?

La respuesta rápida es que una asociación empresarial es un punto de encuentro y herramienta de trabajo común para empresas unidas por intereses comunes.

Pero la respuesta larga es un poco más compleja.

Dependiendo del motivo que lleve a las empresas a unirse y de su ámbito de actuación, aun siendo una asociación empresarial, deberá inscribirse en un registro de ámbito regional o estatal, en los registros de asociaciones de una Consejería o del Ministerio de Interior o de Trabajo, o incluso directamente en el registro mercantil, como es el caso de las agrupaciones de interés económico, que tienen su propio marco regulador.

Una asociación empresarial (o asociación de empresas) es una persona jurídica que puede tener formas muy diversas.

Y esto todavía se puede complicar más, puesto que en muchas ocasiones se confunden los conceptos de asociación de empresas como personas jurídicas (aunque estén representadas por su dueño, administrador, directivo, un delegado,…) y asociación de empresari@s (como personas físicas, que se asocian en su propio nombre).

Una misma empresa o directivo puede ser miembro de asociaciones diversas y a su vez con regulaciones diferentes. A continuación, citamos algunos ejemplos muy habituales de participación directa:

  • La asociación de propietarios en la que están sus instalaciones propias, que a su vez formará parte de la Junta de Compensación para compartir gastos con el ayuntamiento correspondiente.
  • La asociación de empresari@s de su ayuntamiento, comarca o provincia. En este punto cabe aclarar que además de las asociaciones de empresarios o directivos de carácter general en los últimos años ha tenido lugar un boom de las asociaciones de mujeres empresarias y de autónomos (los administradores de empresas son autónomos también).
  • La asociación sectorial provincial, que regula la aplicación del convenio de su sector con los festivos y condiciones salariales de la provincia en la que están dados de alta sus trabajadores.
  • La asociación gremial de ámbito regional o estatal que aúna a las empresas especializadas en una determinada actividad. Generalmente, si existen asociaciones regionales gremiales, lo habitual es que busquen cooperar mediante una asociación o federación gremial estatal.
  • La Cámara oficial que proceda (de comercio, industria, servicios,….) en su ámbito territorial.

Y a través de la participación directa en estas diversas asociaciones, todas ellas complementarias, puede esta presentes de forma indirecta en otras asociaciones, como:

  • La confederación sectorial estatal que regula el convenio de aplicación, y a través de ella la confederación empresarial estatal y de ámbito internacional, generalmente europea.
  • La confederación empresarial de su comunidad autónoma.
  • La asociación o federación gremial estatal de su actividad especializada, y a su vez a través de ella la asociación o federación gremial de ámbito internacional, si existe.

 

¿Qué es una asociación patronal?

Como hemos expuesto, hay muchos tipos de asociaciones empresariales. Pero dependiendo de sus funciones y del registro en el que esté inscrita una asociación puede llegar a ser patronal.

El concepto actual de patronal se refiere principalmente a las asociaciones empresariales que negocian con las asociaciones de trabajadores (habitualmente  conocidas como sindicatos) las condiciones laborales a través de los convenios sectoriales o regionales.

En el caso específico de España, la patronal por excelencia es CEOE, que representa a todas las asociaciones, federaciones y confederaciones empresariales.

CEOE es un agente social que, junto con los sindicatos mayoritarios, negocia y acuerda con las Administraciones Públicas competentes temas como los salarios mínimos, calendarios y condiciones laborales.

A su vez, bajo el paraguas de CEOE, está una gran diversidad de organizaciones empresariales de ámbito territorial y también organizaciones sectoriales, que generalmente suelen ser de ámbito estatal.

Son precisamente las organizaciones (generalmente federaciones y confederaciones) empresariales sectoriales las que negocian a su vez, con los sindicatos mayoritarios, los convenios de cada sector (construcción, metal, química,…).

Algunos sectores están muy bien organizados y estructurados, bajo el paraguas de una confederación sectorial estatal y con un convenio de amplio espectro. Ese convenio sectorial suele incluir la mayoría de los gremios y a su vez se adapta en cada provincia, para complementar el calendario de festivos y las tablas salariales.

En otros sectores resulta muy complejo establecer convenios que sean de aplicación a todos los gremios y empresas relacionadas, por lo que se desarrollan convenios específicos por actividad  a través de asociaciones o federaciones empresariales que los negocian con el resto de agentes sociales, ejerciendo también como patronal.

 

¿Qué es un gremio o sindicato vertical?

Para responder a esta pregunta hay que retroceder unas décadas o siglos, dependiendo de donde viva el lector.

El concepto histórico de gremio se usa desde hace siglos en buena parte de Europa para referirse las corporaciones de maestros, oficiales y aprendices de una misma profesión (gremio de la piedra, de los herreros, de los panaderos,…).

La función del gremio era fomentar la diferenciación y el reconocimiento, a la vez que servía como vehículo para transmitir el conocimiento especializado, resolver conflictos internos y dialogar o negociar con otros gremios o con las autoridades.

Este concepto de gremio, como una asociación que aúna a empresarios y trabajadores de un mismo oficio se mantuvo en algunas regiones de Europa y en ciertas actividades especializadas muy diferenciadas, que siguen siendo muy corporativas.

Sin embargo, la variedad de nuevas empresas, sectores y especialidades que surgieron a lo largo del siglo XX, fortalecieron otro concepto histórico llamado sindicato.

Con el concepto de sindicato vertical, se designa a las asociaciones especializadas de empresarios y de trabajadores.

Este tipo de sindicatos estaban dirigidos a la negociación conjunta entre todos los agentes (empleadores y empleados) de las condiciones laborales, horarios y calendarios de trabajo.

Y en España también se adoptó esta terminología, de modo que la primera ley moderna (del 17 de febrero de 1971) para poder constituir asociaciones de empresas o de trabajadores, se llamaba precisamente Ley Sindical, y regulaba las diversas variedades del asociacionismo profesional.

El 1 de abril de 1977 se actualizó mediante la publicación de una nueva ley, cuyo título seguía siendo “Ley sobre regulación del derecho de asociación sindical”, y que siguió vigente durante casi 40 años.

Sin embargo, en España con el paso de los años la terminología de sindicato se fue usando más para referirse únicamente a los sindicatos horizontales, sobre todo de clases.

Hoy en día, la mayoría de la sociedad española cuando se usa el término sindicato entiende que nos referimos a las asociaciones de trabajadores de diversas empresas, que pueden ser o no de la misma actividad especializada.

Esto daría para otro caso práctico, explicando los tipos de sindicatos que existen en España (sectoriales, generales y con derecho de representación).

Para evitar confusiones y diferenciarse de las asociaciones sectoriales y patronales, desde hace unos años se usa cada vez más el término gremio, retomando su sentido histórico.

Como ejemplo, en España CNC es la confederación que aglutina a todo el sector de construcción (siendo además un ejemplo de sector muy bien organizado), negociando el convenio sectorial, que a su vez es representado y actualizado por las federaciones y asociaciones de ámbito territorial, actuando como patronales.

A su vez, las asociaciones de temática especializada del sector, se denominan gremios de la construcción, y está representadas por una organización que las representa, llamada Federación de Gremios de la Construcción, GREMIOS, y bajo el mismo convenio general del sector de la construcción.

En Rabuso nos encargamos de representar a GREMIOS y a la mayoría de sus asociaciones miembro.

Como curiosidad, y para concluir este caso práctico, en países vecinos, como es el caso de Francia, se sigue usando el término syndicat para referirse tanto a las asociaciones de trabajadores como a las asociaciones gremiales o sindicatos verticales.

Y a nivel europeo se usa el la terminología en inglés trade association para referirse a las asociaciones gremiales y trade union para los sindicatos de trabajadores.

 

¿Cómo podemos ayudarte?

Si estás interesado en crear o desarrollar una asociación empresarial y necesitas más información, puedes consultar los servicios que ofrecemos o contactar con nosotros.