¿Por qué son útiles los materiales de marketing?

Un paquete puede no ser nada. Una caja de cartón de seis caras que trae lo que has pedido, o un simple envoltorio para transportar algo. Pero un paquete puede ser también una experiencia: la espera mientras llega, la emoción de recibirlo, el entusiasmo al abrirlo y la satisfacción de ver qué trae dentro. El marketing tiene muchas definiciones, pero una de las que más nos gusta resaltar es su capacidad de poner en valor un objeto o una idea.

En Rabuso creemos que el marketing es parte de lo que hace tan especial nuestros materiales. Por eso cuidamos todos los detalles y ofrecemos distintos soportes para cada producto.

Desde el área de diseño, cada vez que emprendemos un nuevo proyecto nos planteamos este desafío: cómo podemos elaborar un material que mejore la imagen, incremente los resultados de la marca, y genere la difusión necesaria para aumentar la confianza de los miembros actuales de la asociación y crear otros nuevos.

Con esta idea en mente, desarrollamos materiales que generan presencia y ayudan a los miembros a poner en valor sus asociaciones.

Para ello, lo primero es generar una identidad clara y de fácil reconocimiento para cada asociado. De hecho, una de las partes claves de nuestro trabajo es producir logos que muestren la esencia de cada una de las marcas con las que trabajamos. El trabajo no termina ahí: adaptamos esa imagen a toda la papelería y la acompañamos en todos los productos que elaboramos para ellos, desde catálogos, hasta guías y anuarios, entre otras publicaciones impresas.

Pero la pandemia ha hecho que centremos nuestros esfuerzos cada vez más en el área digital. Materiales online como banners han cobrado mayor presencia en nuestro trabajo diario, buscando adaptarnos a las necesidades de nuestros clientes, que también se han volcado en la virtualidad.

Por eso, otra de las grandes áreas que abarcamos son los eventos y los webinars, este año totalmente digitalizados a través de actividades en remoto y sesiones informativas a través de la web. Eso nos ha llevado a diseñar flyers que puedan promocionar las descargas de publicaciones, por ejemplo, o a dar un mayor empuje a los diseños adaptados a las redes sociales.

Pero en todos los casos, mientras preparamos un trabajo y, especialmente, cuando lo entregamos, nos acompaña una pregunta: ¿qué hemos hecho bien?, y tres posibles respuestas: aumentar la difusión de cada asociación, mejorar la calidad de sus productos y acompañarla en su camino al éxito. Si la respuesta a las tres es sí, habremos cumplido con nuestra misión y la caja que entregamos no será un paquete de cartón, sino la emoción, el entusiasmo y la satisfacción que generamos con nuestro trabajo.