D. Primitivo Fajardo, director de la revista OP Machinery

RABUSO_Primitivo_Fajardo

«¿De qué sirve hacer algo si no se cuenta?», se pregunta Rabuso en su página web. La respuesta se señala a continuación: «Para nada». Efectivamente. El torero Luis Miguel Dominguín tuvo amoríos con la actriz Ava Gardner. La leyenda dice que la primera vez que colmaron sus ansias de ayuntamiento, el torero abandonó el lecho a toda prisa y la dama le preguntó que a dónde iba. «¡A contarlo!», fue la respuesta del afamado diestro, transfigurado por el éxito de la faena en atinado comunicador. ¿De qué hubiera servido cortejar a la diva si nadie se entera?

La comunicación es la base de cualquier estrategia empresarial y de ella depende mayormente la buena acogida de un mensaje, un producto o un servicio en el mercado.

Pero para que el resultado que se persigue sea el deseado, requiere profesionales cualificados que sepan escudriñar con su técnica el horizonte preciso y alcanzar el objetivo con la adecuada y medida cohetería.

Rabuso es una firma dedicada fundamentalmente a la comunicación empresarial, que además realiza todo tipo de servicios a empresas y asociaciones. Unas cuantas disfrutan de su competencia y tienen depositadas en sus manos y en su acreditado buen hacer sus planes de comunicación, su actividad externa y sus puestas en escena.

Rabuso es marca de confianza y está formada por dispuestos profesionales y excelentes trabajadores, capitaneados por los bien engrasados surcos cerebrales de su gurú, José Blanco, y cuenta con los medios necesarios y con ganas sobradas para conseguir que las empresas, colectivos y asociaciones bajo su tutela, que se hallan inmersas en la búsqueda de la defensa de sus intereses comunes, acierten en el camino.

Lo ha demostrado estos últimos años en muchos frentes con su empeño, su esfuerzo y su impulso vitalista, que ha hecho rentables, productivos y competitivos los foros, las exposiciones y los congresos que ha organizado para unas cuantas y señeras asociaciones.